Ignacio de Loyola. Un modelo de liderazgo actual.

Introducción: La intención y el objeto.
La tesis doctoral se plantea como una investigación de sociología, centrada sobre la figura humana de Ignacio de Loyola. Analizada a partir de las declaraciones, opiniones e ideas, expuestas y manifestadas en los escritos de los que es directamente autor y de los hechos narrados en su Autobiografía, dictada por él a su colaborador Luis Gonçalves de Cámara.
La intención es analizar la transformación personal de Ignacio que lo constituye como figura relevante y reconocida, además de influyente, en las personas y en la sociedad, por lo que se le define como un líder que ejerce un liderazgo reconocible. Esta transformación se analiza siguiendo un hilo conductor, la vida de Ignacio, explicada en las dos clásicas etapas. La primera, la que se ha denominado juventud. La segunda que sigue a su mutación en Loyola y en la que inicia el camino de la fundación de la Compañía de Jesús.
La atención, en ambas etapas, se dirige hacia la descripción de sus características personales que considero motivo o causa de sus actuaciones más significativas como líder de personas y organizaciones.
En Ignacio se dan unas determinadas características y cualidades humanas que lo hacen una figura singular en todo el recorrido de su trayectoria. Los rasgos de su personalidad no se circunscriben a su ámbito individual sino que tienen, particularmente en él, claros efectos sociales de diferente alcance. Ignacio tiene una personalidad destacada, pero es esencialmente una personalidad sociable.
Los motivos de la tesis parten de una larga experiencia profesional del autor como dirigente, o relacionada con distintas formas de dirección tanto en la esfera pública como en la privada. En el intento de encontrar modelos de referencia, para explicar una experiencia, aparece Ignacio como persona innovadora, afecta al cambio, creador de equipo, emprendedor, organizador y promotor de instituciones para una finalidad de influencia social.