Si Ud. quiere gobernar o dirigir una entidad, debe entrenarse

3.-El entrenamiento incluye la estrategia.

El entrenamiento del gobernante necesita trabajar en una estrategia propia y para la organización pues proponer, consensuar y adoptar una estrategia es un seguro de vida23. La experiencia personal del líder, de donde parte la estrategia, debe pasar a los integrantes de la organización. De la cabeza, nos dice nuestro citado maestro, “descienda el influjo que se requiere para el fin que ella pretende”.

Para ser un competidor respetable en el mercado internacional, hoy en transformación continua, las empresas deben contratar líderes que tengan la previsión de mirar hacia el futuro, interés y capacidad para cohesionar personas y equipos, proximidad a los ciudadanos, autoridad no impositiva, y desarrollar estrategias que contribuyan a adaptarse rápidamente al cambio.

La estrategia, sigue la dialéctica pasado-futuro del propio Ignacio. La estrategia, en Ignacio, la define y presenta el líder, pero pasará por su análisis y consenso por los miembros componentes de la organización en todas las escalas de su estructura. La estrategia una vez acordada, será además una seña de la identidad de la organización en su acción exterior y deberá ser aceptada y asumida por quien se incorpora a ella. Refuerza la cultura de la organización y se manifiesta en el modo de proceder.

Entendemos que poder (gobierno) y estrategia van unidos. Una buena estrategia es un buen ejercicio del poder o de una buena gobernanza. El cumplimiento de la estrategia, es decir su ejercicio o puesta en práctica, es la manifestación del ejercicio del poder (gobierno) en la organización por parte del líder y del empoderamiento de los miembros de la organización en cuanto estos actúan en representación de ella.

Toda organización requiere una estrategia para consolidarla, desarrollarla y para actuar en el tiempo. El horizonte de este tiempo puede ser largo o corto, pero en todo caso, hace que la presencia y actuación de la organización en el mercado o en el ámbito social ciudadano, tienda a convertir toda transacción de ocasional o esporádica, en una relación a largo plazo, ya sea con los clientes, proveedores o bien con las instituciones administrativas públicas, cuidando al mismo tiempo la eficiencia operativa en dicha relación. La relación duradera y la variedad de relaciones piden a la estrategia flexibilidad o adaptabilidad que la experimentación ha debido enseñar al que

23. Connected Strategy: Building Continuous Customer Relationships for Competitive Advantage. Book. Nicolaj Siggelkow and Christian Terwiesch .Harvard Business Review.‎ ‎‎mayo 21, 2019‎.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *