Si Ud. quiere gobernar o dirigir una entidad, debe entrenarse

1.- Entrenarse con los consejos de un formador de líderes.

A diario, los medios de comunicación nos traen reseñas de crisis en las organizaciones. Toda organización es propensa a sufrir crisis y cuando surgen, lo primero que se indaga es por un líder como causa o como solución. Un dirigente, que puede considerase un líder destacado bajo actuaciones cotidianas convencionales, se enfrenta en la crisis a presiones y urgencias para preservar la confianza de los accionistas, de los trabajadores, de los clientes, de los electores, de las instituciones, con el fin de mitigar los posibles daños.

Como en la marina o en la aviación hay que preparase para en la vida cotidiana navegar a través de tiempos difíciles y entrenar a los líderes para este desafío, desde el convencimiento de dos principios: las situaciones confusas de crisis requieren un liderazgo diferente a las condiciones convencionales y los líderes no pueden esperar a encontrarse en medio de un desastre para buscar ayuda.

En mis anteriores escritos y estudios sobre la dirección1, analizo el liderazgo como la capacidad de una persona para entender y dirigir el entorno interno y externo de la organización que dirige o preside. Entiendo por entorno interno las personas que colaboran y que caracterizan a la organización que conforman y por entorno externo el medio social con sus dimensiones culturales, políticas y económicas que le influyen.

El resultado exitoso de un buen gobierno se debe a algo tan sencillo de expresar y complicado de ejercitar, como es poner en práctica la capacidad de entender la naturaleza de las personas, sus metas, motivaciones, concepciones y emociones, o saber situarse con cierta lucidez y dominio en el medio social que le corresponde, cada vez más en el mundo globalizado. Y para todo ello tener o buscar una respuesta.

(1) Me refiero a una intensa colaboración con un destacado y experimentado experto en dirección de organizaciones y management Juan Ignacio Marcos Lekuona, con quien hemos desarrollado una experiencia de reflexión didáctica denominada “ Exercicios empresariales” inspirada en las experiencias y enseñanzas organizativas y de dirección de Ignacio de Loyola cuya utilidad actual es indiscutible. Ver:marcoslekuona1.blogspot.com y www.eguzkitan.com Ver también Ignacio de Loyola un líder para hoy. F. X. ALBISTUR MARIN. Editorial Mensajero. Bilbao 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *