Si Ud. quiere gobernar o dirigir una entidad, debe entrenarse

es más que una hipótesis que no se confirma. Cuando se han confirmado los buenos resultados todo análisis debe tener en cuenta tanto la solidez formativa como la experiencia adquirida y las características humanas del gobernante.

Considero que Ignacio da en la diana al conceptuar que el gobernar es “un oficio”31 que para ejercerlo el dirigente se debe preparar. Complementa su criterio con una doble condición extraída también de la observación y experiencia vital. Le indica al dirigente que para la adecuada ejecución de su oficio debe buscar por una parte consejo, práctica ya habitual en las instituciones de su época y por otra atender y promover a sus colaboradores, idea innovadora ante el autoritarismo vigente.

4.1. Autoridad conductora.

El motivo de esta doble condición reside en considerar al dirigente como autoridad que conduce de una organización asignándole la función de «ser cabeza para con todos los miembros de la Compañía de quien a todos ellos descienda el influjo que se requiere para el fin que ella pretende». Esta función, encierra la idea fundamental de lo que significa gobernar una organización (la Compañía): dirigir (ser cabeza) y con ello proporcionar el impulso cohesionador a todos los colaboradores (a todos ellos descienda el influjo) para el cumplimiento de los objetivos marcados (para el fin que ella pretende).

El dirigente no solo manda y ordena, sino que impulsa y conduce un grupo humano imbuido de su visión y cohesionado para la misión que debe realizar la organización constituida. La potencia de la gobernanza (el influjo que se requiere) radica en la suma del gobernante y sus colaboradores. Esta suma es garantía de eficacia y crecimiento de la organización, de sus miembros y de los resultados de su misión. “Lo que ayuda para la unión de los miembros desta Compañía entre sí y con su cabeza, mucho también ayudará para conservar el buen ser della, como es especialmente el vínculo de las voluntades”32

Quienes han analizado las Constituciones elaboradas por Ignacio concluyen que la imagen de dirigente (Superior) que se perfila en el conjunto


(31) Las citas en cursiva corresponden a diversos textos de la Nona Parte Principal de las Constituciones de la Compañía de Jesús. “De lo que toca a la cabeza y gobierno que de ella desciende”. Pp. 305 y ss. Ibidem.

(32) Constituciones de la Compañía de Jesús. Décima Parte Principal. N.º 829.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *