Si Ud. quiere gobernar o dirigir una entidad, debe entrenarse

3.- actuar con rigor y calidad en el estilo de gobernar (cuyo fin sea el buen gobierno) 4.- consolidar y desarrollar a colaboradores y organización (conservación y aumento de todo el cuerpo de la Compañía)2.

Este prototipo de buen gobernante, viene a ser el director del cuadro de actores que participan en el gobierno de la organización (la Compañía). Las formas, el modo, las líneas directrices de tal gobierno parten de él y se centran en él (es la cabeza). El contenido y calidad de ese gobierno derivan de él y convergen en él. Tiene la visión de la entidad en su conjunto (haya quien la tenga) y conoce el papel (de todo el cuerpo de ella) de cada uno ya sea “superior” o “inferior” en la terminología ignaciana.

Pero el éxito de la entidad (cuyo fin sea el buen gobierno), su durabilidad y su expansión (conservación y aumento de todo el cuerpo) dependen del director y de su modo de gobernar (este es el Prepósito General) Concurren razones de eficacia comprobada y de larga historia de reconocimiento internacional exitoso para centrarse en este modelo de gobernanza y organización.

El modelo lo propone y aplica un gran pensador, humanista, ante todo, conocedor experimentado del complejo mundo interior del ser humano. Acumula además experiencias ajenas y propias sobre las particularidades que definen una buena dirección y las cualidades y el fin que debe cuidar el dirigente como indica a Felipe II, “guiar y gobernar…en todo buenas, justas y santas empresas para dar vera lumbre y entera claridad a todas gentes posibles”3.

El modelo no olvida planificar la forma de organización y la estrategia para su conservación y crecimiento. Siguiendo una línea similar a la de Ignacio en el aprendizaje, en y por la experimentación, los programas de formación de líderes de las universidades de prestigio internacional4 incluyen actualmente los llamados «enfoques distintivos» que incorporan técnicas de psicología, neurociencia, terapia cognitivo-conductual y mindfulness. En tales

———————————————————————————————————————————
(2) “ es necesario haya alguno o algunos que atiendan al bien universal como propio fin, así también en esta Compañía es necesario haya quien le tenga de todo el cuerpo de ella, cuyo fin sea el buen gobierno y conservación y aumento de todo el cuerpo de la Compañía y este es el Prepósito General”. Nona parte. Constituciones de la Compañía de Jesús. N.º 719

(3) “Carta al Príncipe de España, Felipe”. Roma, junio 1548. Obras Completas de San Ignacio. Varios autores. BAC. Madrid 1997. (4) Ver como ejemplo Emerging Leader Development Program at Columbia Business School Executive Education. Enero 2020. 2880 Broadway, New York, NY 10025.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *